sábado, 7 de abril de 2012

Música para Partidas: Wardruna

Para dar un poco más de variedad al contenido del blog, voy a introducir una nueva "sección" de música. En ella hablaré de la que me gusta poner en las partidas, reseñando un poco cada banda, los ambientes que mejor me cuadran y procurando acompañarlas de uno o más vídeos para que los interesados puedan darle una escucha.

Voy a empezar con una pequeña joya acústica. Wardruna:

Quizá a los más metaleros les suene el nombre de Gorgoroth, una banda de black metal de Noruega. Kvitrafn, el antiguo batería de este grupo, es el componente principal de Wardruna, un proyecto de música completamente acústica (y sin los característicos gritos del black metal) de temática vikinga formado en 2003.

La propuesta de este grupo (en el que también se encuentra Gaahl, también un antiguo miembro de Gorgoroth) aporta a los oyentes una experiencia absolutamente evocadora sobre la espiritualidad nórdica.

La banda editó su único álbum hasta el momento en 2009. El llamado Gap Var Ginnunga es la primera parte de una trilogía centrada en la interpretación de las runas nórdicas que constituyen el Futhark Antiguo. Esta trilogía recibe el nombre de Runaljod. Un dato curioso es que las grabaciones del disco se hicieron al aire libre, en localizaciones representativas para la runa correspondiente.

Kvitrafn, el líder de la banda

Wardruna basa su música en instrumentos naturales hechos por ellos mismos, nada electrónico. Las percusiones y voz grave de Gaahl aportan una gran profundidad mientras que la voz femenina de Lindy Fay Hella y los instrumentos de cuerda y viento (flautas de hueso, cuernos de diversos animales...) dan el toque de misticismo al conjunto.

Al escuchar este disco los patrones repetitivos, suaves y lentos de los diferentes instrumentos te sumergen en una especie de trance, un viaje introspectivo donde las percusiones marcan la cadencia, los instrumentos de cuerda te mecen suavemente y los instrumentos de viento resuenan en la lejanía. Sin embargo, cada canción tiene un patrón rítmico bastante diferente, dentro de la simplicidad general de la banda, así que el disco nunca cae en el aburrimiento.

En resumen y para no alargar demasiado el artículo, si te gusta la música ambient o la temática vikinga no puedes perderte este disco y la experiencia de su escucha. Para mí este disco fue lo mejor que se sacó ese año y aun a día de hoy me sigue maravillando escucharlo tanto como el primer día.

Aquí una pequeña muestra de lo que pueden encontrar en el álbum. El tema "Hagal". A ver a quién no le dan ganas de echar una partida a Yggdrasill mientras escucha esta canción (para que sepan de qué va, en el blog de El Contemplador tienen una buena reseña)...


Dejo su página web, que recomiendo visitar.

¡Hasta la próxima!