jueves, 26 de julio de 2012

Cosas que debería estar haciendo

¡Buenas! Siguiendo el ejemplo de esta entrada del blog Con D de Dados voy a poner mi propia lista de cosas que tengo a medias o que directamente aún no he empezado y quiero llevar bien encaminadas al término del verano. De esta forma igual me sirven de recordatorio para que no decaiga, y puedo aceptar alguna sugerencia en cuanto a cómo organizarme. Parece que el verano no me va a dar para tanto proyecto...

1. Acabar, de una vez, mi artículo para el Carrusel Bloguero de este mes: Dioses, se me está haciendo cuesta arriba y al mes le quedan apenas cinco días. El tema de la magia en el rol, o directamente lo místico y sobrenatural, es de mis aspectos preferidos en prácticamente todos los juegos de rol que conozco. Quizá por eso me está costando tanto arrancar, porque tengo muchas cosas de las que podría hablar, todas intentando salir como sea. Me decantaré por una y el resto las cubro como entradas normales...

2. Continuar mi lista de lecturas de rol: Tengo aún a medias el Aquelarre 3ª, la edición primigenia de La Llamada de Cthulhu y Vampiro, y aún tengo que empezar el resto de la línea del viejo MdT (los básicos), Eclipse Phase e Yggdrasill, pues seguramente este último acabe siendo, por concenso, el primer juego que dirija este verano. Parece que Mundo de Tinieblas me va a tocar jugarlo, pues hay medio planeada una partida de Vampiro. ¡Bien!.

3. Continuar con mi lista de lectura tradicional: Por los estudios dejé aparcado Mesías de Dune, de Frank Herbert, y una vez acabe ese tengo en cola dos recomendaciones: Escupiré sobre vuestra tumba, de Boris Vian, y Un mundo feliz, de A. Huxley. A ver qué tal están.

4. Acabar mis proyectos de sonido y música: Quizá esto no lo sepa la mayoría de quienes me leen, pero aparte de jugar al rol como un poseso y estudiar teleco también me dedico bastante al sonido y la música. En particular y sin contar mis propios temas, tengo que acabar de mezclar y masterizar los temas de la banda en la que soy teclista, llamada Project Echo, y hacer la edición de audio y la composición de la banda sonora para un corto que ha hecho una amiga. Esto en realidad esto es lo más prioritario, ya que debido a la intensidad de este curso lo tengo parado desde hace bastante tiempo.


5. Aprender a escribir con pluma: Les puede parecer una chorrada, pero me hace muchísima ilusión. Tengo una pluma que me regalaron, de estas semejantes a una pluma de ave, esperando poder ser utilizada a la manera tradicional, mojando el plumín en el tintero y demás.

6. Reorganizar mi economía: Las cosas están así, y los cambios en mi situación personal y mi trabajo actual hacen que ya no pueda cubrir todos los gastos que tenía planeados. El iPad que tenía proyectado comprar (y entre otras cosas usar durante mis partidas para dar feedback en Laboratorio Friki, como ya había comentado con Athal Bert, el autor del blog) probablemente tenga que esperar al año que viene. Lástima. En cualquier caso, el mecenazgo de La Puerta de Ishtar y alguna que otra adquisición rolera, como el Asturies Medievalia, siguen en pie.

7. Completar algunos videojuegos: De estos también tengo a medias. Mi novia anda terminando el Final Fantasy XIII-2 y yo tengo pendientes el Red Dead Redemption, el Silent Hill 3 y el Dark Souls.

8. Mantener mis proyectos online: Quiero continuar con este blog de forma indefinida, y eso pasa por seguir escribiendo entradas con toda la regularidad que pueda, cosa que me encanta. Asimismo, ando investigando un poco sobre servicios de hosting gratuitos o de pago donde pueda mantener un foro o página web para las partidas de mi grupo de juego actual. Por el momento tengo un foro phpBB3 más o menos mantenido en un host gratuito y un grupo de Facebook. a ver si mejoro ambas o me termino de decidir por programar algún tipo de sitio web, con Drupal o algo de eso... Ya veré.

Pues nada, hasta aquí mi particular lista de cosas sin hacer. A mí también me toca quitarme de encima toda señal de procrastinación. En pequeños sorbos es adictiva, pero no puedo (ni quiero) permitírmelo.

¡Un saludo!