sábado, 17 de marzo de 2012

Miedo a la Muerte (Sobre la resurrección de PJs)

He pensado en esto varias veces, pero lo que me pasó en la partida del Jueves hizo que, de una vez, quisiera escribir sobre ello a ver qué opina la gente por aquí.

Estábamos continuando la campaña de Savage Tide para D&D, la primera campaña "precocinada" que dirijo. Los PJs estaban a nivel 3º y a la altura a la que nos hallábamos ya tenían PX suficientes para alcanzar el nivel siguiente. Los PJs debían dirigirse a toda prisa hacia la casa de quien les había contratado en la primera aventura, pues una capitana pirata había enviado allí a unos matones por error para vengarse de algo que le había sucedido.

Había tres esbirros esperando a los héroes en la entrada de la casa, tres batracios cazadores (exploradores de nivel 1º). Los héroes no tuvieron mucha suerte en sus ataques, así que los enemigos les impactaron primero.

"Moshar, el druida humano. Uno de los batracos arroja un hacha hacia ti nada más verte... ¡Uff, un 20! Confirmamos crítico... Uoh, otro 20. Esto te dolerá bastante...".

Usamos la tabla de críticos y pifias que todos acordamos usar al inicio de la campaña, que establece que no se multiplique el daño sino que se utilice uno de los efectos listados al tirar 1d100, a mayor resultado más letal el crítico... y saqué un 97. El hacha impacta certeramente en la garganta de Moshar y este realiza una TS de Fortaleza para evitar la muerte instantánea, que falla. El druida humano se desmorona con el hacha enterrada en el cuello.

La batalla restante, siendo de tres PJs de nivel 3º contra tres prescindibles esbirros de nivel 1º acabó más o menos de la forma esperada, excepto que esta vez uno de los personajes había muerto. Con esa primera escaramuza los PJs abandonaron el lugar con el cuerpo de su compañero y más o menos ahí tuvimos que acabar la partida.

¡Hachazos a domicilio!


Los jugadores preguntaron si era posible resucitar al druida. Yo creía que no debía ser posible, e incluso la posibilidad de pagar a un sacerdote para que devolviera la vida al druida estaba contemplado como algo improbable (en las reglas de d20, pagar un lanzamiento de revivir a los muertos con un mínimo de nivel 9º de lanzador divino costaba 5450 monedas de oro, y se establece que si un lanzamiento de conjuro supera las 3000 "generalmente no estará disponible").

Pero claro, en mis partidas normalmente los jugadores se trabajan mucho el trasfondo, y aun a nivel 1º estos PJs eran muy prometedores. El druida humano tenía un trasfondo bastante bueno y que además me facilitaba mucho el trabajo para la campaña y si moría tendría que desechar por completo a ese personaje y hacerse uno nuevo... así que al final accedí. Igual pequé de blando, pero los personajes tenían los fondos disponibles (no habían gastado casi nada de lo que habían ganado en las últimas dos aventuras), se encontraban en una metrópolis con bastante tradición clerical y además todos querían resucitarle, así que permití que pudieran ir al mayor templo de la ciudad y pagar al sumo sacerdote para que reviviera al druida.

Sé que, en beneficio de la ilusión que cada jugador pone en su personaje, podría haber falseado las tiradas para evitar esa muerte en una pelea tan simple (si al menos hubiera sido algo más épico...) y así la posterior resurrección, pero no tenía pantalla, todos conocíamos la tabla y todos vieron claramente mis tiradas, así que tenía que suceder de esa forma (inconveniente grave de usar el portátil en las partidas, pero en esta campaña no tengo elección).

Esto me dio que pensar... y más tarde me asaltaron las dudas sobre lo que había hecho. Ahora, meditándolo con más calma, creo que permitir esto fue un error. Ya para el resto de la campaña tengo solución a este dilema, e incluso en campañas propias siempre tengo las espaldas cubiertas... pero no quería desviarme mucho de esta para no romper la consistencia y por si al final esto tenía consecuencias en posteriores aventuras, y en cualquier caso tampoco me parece bueno que un jugador pierda un personaje de esa forma cuando le había puesto tanta proyección y empeño incluso en una campaña que no es mía.

Supongo que en todas las ambientaciones de tipo "alta fantasía", donde la magia está por todas partes y se usa casi de manera mundana, surgirán este tipo de cuestiones, así que las dejo por aquí a ver si se da a conocer la opinión de la blogosfera:

Si en alguna ambientación rolera se puede resucitar a un personaje de forma tan sencilla como "contratar" a alguien para que lo haga, aunque sea por una burrada de dinero, ¿No se pierde un poco ese miedo a morir? ¿Esa tensión en cada batalla que la hace más atractiva? Vale que a niveles altos, cuando incluso los propios personajes pueden utilizar esa magia, tal vez esté la cosa un poco más relajada, pero a niveles bajos... incluso se priva a la magia divina de resurrección ese matiz épico y poderoso que tiene, si con ella puedes revivir a personajes poco "heroicos" (al menos por el momento).

¿Le ha pasado esto a alguien más? ¿Qué harían si se vieran en mi misma situación? ¿Recurrir al cumplimiento de reglas a rajatabla o tienen alguna solución más casera para manejar esto? ¿Tal vez dejar claras algunas cosas relacionadas con esto al inicio de la campaña para que luego no hayan sorpresas?